#mts edition 2

Harley Fat Boy “Bobber”

 

Después del éxito de la primera Harley, ahora tocaba meterse hasta al fondo con un proyecto todavía más interesante: transformar la mítica Fat Boy de Terminator en una Bobber callejera 100%.

Captura

Esta moto es una de esas motos icónicas que no precisan de presentación, motor de Twin Cam de 1480cc, chasis softail y una horquilla delantera que hace honor al nombre de esta moto FAT.

Bueno, al lío!!

Empezamos por lo más básico y simple, ya que vamos a desmontar la moto por completo, aprovecharemos para darle el aspecto “dark” que ya nos caracteriza en #mtsmotorcycles  a base de dar una capa de pintura negra en polvo a todos los cromados.

54

IMG_1932

Siguiente paso, y crucial para poder cambiar radicalmente el estilo de la moto, ha sido montar unos amortiguadores traseros regulables para poder dejar la moto bajita y darle un rollo “Low Rider”. Posteriormente, fabricaremos un guardabarros trasero que quede pegado (pegadísimooo) a la rueda para acentuar todavía más este estilo. Este tipo de locuras no serían posible sin nuestro maestro del metal David, a quien vemos en acción soldador en mano.

59

¿No está mal el resultado final verdad?

Captura

Vamos a darle caña ahora al porta-matrícula y al alumbrado trasero. Para ello fabricamos un porta-matrícula lateral y rehariamos todo el cableado trasero para adaptarle una luz trasera “old school” total, ¿puede haber algo más macarra?

La lástima es que luego terminaríamos sustituyéndolo por un porta-matrícula normal y una luz diferente por problemas “legales”…  😦

Una vez terminada la parte trasera, llega el momento crucial: cortar el subchasis trasero para dejar un aspecto limpio en la moto.

Es algo que a nuestros “amigos” de la ITV no les suele gustar pero, ¿acaso sabrán ellos más que nosotros de motos? Nada que luego no se pueda arreglar con un proyecto de homologación de nuestros verdaderos amigos: los ingenieros.

Siguiente paso: adaptar un asiento “Biltwell” de muelles que le dará el estilo retro total que tiene una buena Bobber. Puesto que debajo del asiento tenemos el acceso a la batería y la caja de fusibles, vamos a fabricar una base a la que instalarle el asiento y que sea fácil de poner y quitar. De este modo no quedará el asiento fijo imposibilitando tener acceso a esta parte de la moto en el caso de que fuera necesario.

Captura

Una vez hechas las grandes modificaciones llegamos al momento de los detalles, substituir el manillar original por un “cuelgamonos” (con todo el cambio de cableado que lleva consigo), instalar uno mini-intermitentes en los laterales de la horquilla y quitar el guardabarros delantero -no se le puede llamar bobber a nada que lleve un guardabarros delantero-.

Mientras esperamos a que nos lleguen los nuevos escapes artesanales hechos a medida, los neumáticos finos de banda blanca y los nuevos adhesivos que hemos diseñado para el depósito, llega el momento de diseñar lo que serán las nuevas mandar el depósito y el guardabarros trasero a pintar.

IMG_1118

Los nuevos adhesivos para el depósito:

IMG_1138

Y así es como ha quedado después de que pasara por las manos de nuestro amigo y maestro de la pintura Paquito:

47

46

Llegados a este punto, solo faltaba montar todo y volver a darle vida a este espectacular proyecto creando una espectacular Fat Boy Bobber que estamos seguros de que ¡no pasará de desapercibida allá donde vaya!

414039

Esperamos que os guste tanto como a nosotros!!